Comentario
Share/Save

Hecho histórico

Hecho histórico

Si bien Historia es todo lo que los hombres han realizado, pensado e incluso imaginado en un tiempo y espacio determinado, los historiadores utilizan el concepto de hecho histórico para distinguir el hecho o suceso en sí mismo de aquél que es relevante para la comprensión del pasado.

Por esto mismo el “hecho histórico” suele definirse como una construcción o interpretación realizada por historiadores acerca de algún suceso particular protagonizado por seres humanos y ocurrido en un lugar y tiempo determinado. Veamos un ejemplo para entender mejor el significado de este concepto:

 

Seguramente has oído hablar del terremoto que el 19 de septiembre de 1985 sacudió a la ciudad de México y ocasionó terribles daños a la población. Este terremoto es un acontecimiento en sí mismo. Ahora bien, algunos historiadores han señalado que este terremoto es un “hecho histórico” porque tuvo una relevancia mayor a cualquier otro desastre natural que haya golpeado a nuestro país.

Edificios colapsados en la Ciudad México, terremoto de 1985

La relevancia no tiene que ver tanto con el grado del desastre, sino por las implicaciones políticas y sociales que tuvo: la sociedad se organizó espontáneamente, sin que el gobierno la convocara, para realizar labores de rescate, reconstrucción y apoyo a los damnificados, y se empezaron a crear numerosas agrupaciones civiles que lucharon por abrir espacios de acción política fuera de los marcos de los partidos políticos y del gobierno. De acuerdo con esta interpretación, la experiencia de auto organización social que dejó el terremoto aumentó el interés de la ciudadanía por participar activamente en los temas políticos que atañían a la sociedad y condujo a que se buscara un cambio de gobierno. Uno de sus efectos más importantes fueron las elecciones presidenciales de 1988 pues muchas organizaciones civiles, movimientos sociales y partidos políticos de izquierda se unieron en torno a la campaña del candidato opositor del PRI, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Por último, el terremoto del 85 es también considerado un hecho histórico porque sigue estando en la memoria de la sociedad mexicana.

 

Del ejemplo anterior puede concluirse que el “hecho histórico” es una interpretación del acontecer social creada por el historiador a partir del análisis de sus fuentes de investigación. Asimismo suele distinguirse por alguna de las siguientes características, mismas que le son atribuidas por los estudiosos de la historia:

  • ser relevante socialmente, es decir, haber tenido un impacto en una comunidad determinada;
  • estar relacionado con otros sucesos, es decir, formar parte de un proceso de causa-efecto;
  • haber propiciado un cambio o una ruptura con respecto al pasado;
  • ser explicado dentro de su propio contexto, tomando en cuenta la situación política, económica, social y cultural del momento y lugar en que se produjo el hecho;
  • estar lo suficientemente alejado del presente para que se pueda comprender y analizar el impacto que tuvo;
  • y claro, haber sido protagonizado por seres humanos.

Alumno: