Comentario
Share/Save

La revolución de Ayutla

La revolución de Ayutla

Durante muchos años, los liberales y los conservadores se venían enfrentando entre sí para instrumentar su propio proyecto de nación. Fue la revolución de Ayutla (1854-55) la que dio inicio al predominio del proyecto liberal.

Recordemos que en 1853, tanto los conservadores como los liberales estuvieron de acuerdo en que era necesario un gobierno fuerte para superar la crisis política que imperaba en esos momentos. Los conservadores, quienes en ese entonces predominaron en la mayor parte de los estados, llamaron a Santa Anna, exiliado en Colombia, para ocupar la presidencia.

Vista panorámica del pueblo de Ayutla, Guerrero

Los antecedentes inmediatos de la Revolución de Ayutla se circunscriben en la situación política conflictiva del último periodo de gobierno de Santa Anna. En marzo de 1854 los liberales se levantaron en armas en Ayutla, Guerrero, mediante el Plan del mismo nombre (reformado poco después en Acapulco), dirigido por Florencio Villareal, Juan Álvarez e Ignacio Comonfort, entre otros. El Plan de Ayutla se pronunció por el desconocimiento del gobierno de Santa Anna; la elección de un congreso constituyente, y en contra de la venta de la Mesilla (región al norte de los actuales estados de Sonora y Chihuahua). Este fue un evento muy importante porque significó un ajuste con respecto a la frontera norte establecida en el tratado Guadalupe-Hidalgo de 1848.

En el mapa puedes ver cómo era el territorio de México hacia esa época, y el territorio perdido de la mesilla.

En el siguiente cuadro podrás comparar algunas propuestas del plan de Ayutla que mostraban su desacuerdo con la situación sociopolítica del gobierno de Santa Anna. Da clic en las pestañas de la izquierda para conocerlas.

  Algunos aspectos de la situación sociopolítica en el gobierno de Santa Anna Puntos del Plan de Ayutla que se oponen a esas medidas
Venta de la Mesilla Se realizó la venta de la Mesilla a Estados Unidos mediante un nuevo tratado y un pago de diez millones de pesos. Primer “considerando”: “Que la permanencia del Excmo. señor general don Antonio López de Santa Anna, en el poder, es un constante amago por la independencia y la libertad de la Nación, puesto que bajo su Gobierno se ha vendido sin necesidad una parte del territorio de la República (…)”
Decreto de impuestos Se decretaron impuestos arbitrarios sobre ventanas, canales, asientos de coches, etc. Tercer “considerando”: “[…] sólo se ha ocupado en oprimir y vejar a los pueblos recargándolos de contribuciones onerosas, sin consideración a su pobreza general […]”
Restricción a la libertad de prensa Se restringió la libertad de prensa. La Ley Lares hizo desaparecer al Monitor Republicano, El Instructor del Pueblo y El Telégrafo. Cuarto “considerando”: “[…] desprecio de la opinión pública, cuya voz se sofocó de antemano por medio de odiosas y tiránicas restricciones impuestas a la imprenta”
Santa Anna Por decreto, Santa Anna se convirtió en dictador vitalicio y se hizo llamar Alteza Serenísima. Artículo 1º. “Cesan en el ejercicio del poder público, el Excmo. señor general Antonio López de Santa Anna y los demás funcionarios que como él hayan desmerecido la confianza de los pueblos, o se opusieran al presente plan”.

Los liberales desterrados por Santa Anna, como Benito Juárez, Melchor Ocampo, Guillermo Prieto y otros que residían en Nueva Orleáns y Brownsville, se adhirieron al Plan; Ignacio Comonfort logró atraer a los liberales moderados, y Juan Álvarez fue nombrando General en jefe del Ejército Restaurador de la Libertad.

Para Saber Más