Comentario
Share/Save

Periodización

Periodización

Para poder entender los cambios de una sociedad, los historiadores dividen los acontecimientos históricos estableciendo cortes en el tiempo que facilitan su estudio. Estos cortes son divisiones convencionales organizadas cronológicamente en periodos sucesivos, de acuerdo con ciertas características internas. Los periodos pueden ser diferentes acorde con la concepción histórica que se tenga y a los objetivos que se quieran alcanzar.

La Historia de México se ha periodizado en grandes etapas o edades, a partir de cambios políticos e ideológicos.

Da clic en los años de la cronología.

  • El México prehispánico, 30.000 a.C. hasta 1521.

  • La Conquista, de 1519 a 1521.

  • La Colonia, de 1521 a 1821.

  • El proceso de Independencia, de 1810 a 1821.

  • El México independiente, de 1821 a 1853.

  • La Reforma, de 1854-1867.

  • La República restaurada, de 1867 a 1876.

  • El Porfiriato, de 1876 a 1910.

  • La Revolución Mexicana, de 1910 a 1920.

  • El México Posrevolucionario de 1920 a 1934.

  • Los sexenios de 1934 a nuestros días.

La periodización es un recurso que utiliza el historiador para establecer cortes simbólicos en una temporalidad continua a partir de algún criterio teórico. Es de gran utilidad para la percepción del transcurrir temporal de los procesos históricos.

Como la periodización es una convención, un acuerdo establecido, varía según la corriente historiográfica que se maneje, o la perspectiva del historiador. Algunas propuestas de periodización parten de criterios políticos, económicos, sociales y/o culturales o una mezcla de ellos. Los historiadores o estudiosos de la Historia les otorgan nombres a cada periodo según sus propios criterios. Por ello las propuestas de periodización difieren unas de otras.

Revisa las propuestas aquí.



La división tradicional de la Historia Universal propuesta por el Historicismo es aquella que divide la Historia en Prehistoria e Historia, esta última inicia con la aparición de la escritura. La etapa Historia se divide a su vez en: Antigüedad Clásica, desde el fin de la prehistoria hasta la caída del Imperio Romano de Occidente en 476 d.C.; la Edad Media, desde la fecha anterior hasta la caída de Constantinopla en poder de los turcos en 1453; la Edad Moderna que se inicia con los grandes descubrimientos geográficos y culmina con la Revolución francesa de 1789, y la Contemporánea hasta nuestros días. En este tipo de periodización se mezclan criterios diferentes: el cultural (la aparición de la escritura); los hechos militares (caída de Roma y Constantinopla); y hechos políticos (Revolución Francesa).




Otra forma de periodización es la propuesta por la corriente del Materialismo Histórico, que divide a la Historia en Modos de producción*: comunismo primitivo, esclavismo, feudalismo, capitalismo, socialismo y comunismo, cuyos criterios de periodización se establecen de acuerdo a las características comunes principalmente económicas que presentan las sociedades. Este modelo explica, igualmente que el historicista, la evolución de la sociedad europea. Sin embargo, tiene una mayor universalidad al no tomar como referente principal los fenómenos políticos europeos. También los historiadores materialistas han necesitado adaptar el modelo a las circunstancias específicas de cada lugar, lo que en ocasiones ha dado pie a la incorporación de nuevos modos de producción (modo de producción asiático).


La Escuela de los Annales, con Fernand Braudel, pone énfasis en la duración de los procesos históricos, por lo tanto la periodización se establece mediante la corta, mediana y larga duración. Los historiadores de esta escuela retoman el marco de la división tradicional de la Historia y le realizan adaptaciones.