Principales elementos

En los sistemas biológicos existe una estrecha relación entre su medio interno y externo, ya que este último les proporciona los componentes necesarios para conservar su organización interna, su estructura, así como su comportamiento. Para esto, los sistemas biológicos realizan en su interior un gran número de reacciones químicas y la suma de todas ellas les permiten mantenerse vivos, y se conocen como metabolismo.

Observa en el siguiente fichero los principales elementos de los sistemas biológicos

Estos sistemas requieren de energía y nutrimentos para realizar sus actividades, conservar su organización, y como material estructural; además de desarrollar un gran número de procesos químicos, que están determinados en la información hereditaria, lo que les permite permanecer vivos, funcionar eficientemente, y mantener constantes sus condiciones internas, (temperatura, pH, etc.); esto ocurre gracias a la homeostasis (mecanismos de autorregulación).

Metabolismo

Otra característica importante de los sistemas biológicos es la reproducción, que garantiza la continuidad, es decir, es la forma de dar origen a descendientes iguales o semejantes a sus progenitores para perpetuar el material genético de los padres.

Homeostasis

Los sistemas biológicos pueden sobrevivir a los cambios de la naturaleza gracias a los procesos de adaptación (modificaciones evolutivas que mejoran las oportunidades de supervivencia y reproducción de los organismos) y evolución (cambios genéticos acumulativos en una población de organismos en el transcurso de las generaciones), los cuales les permiten sortear las inclemencias del ambiente.

Reproducción

Las adaptaciones que presentan los sistemas biológicos pueden ser estructurales, que consisten en cambios en las partes externas de los organismos; fisiológicas, cuando tienen relación con el funcionamiento interno y el metabolismo de diferentes órganos; etológicas, si se refieren al cambio en la conducta de los organismos provocado por presiones del medio; o la combinación de estás, que les proporcionan las características adecuadas para sobrevivir en su ambiente, por ejemplo: el pelaje de algunos organismos que viven en los polos o las hojas modificadas en espinas de ciertas plantas del desierto.

Los sistemas biológicos tienen la capacidad de detectar y responder a estímulos del medio interno y externo como son: la falta de nutrimentos, la concentración de iones, luz y temperatura, etc. La respuesta que dan a éstos depende del estímulo (físico o químico) y la complejidad del organismo.

Adaptación