Historia de México I

Programa de estudio de Historia de México I


Sin desconocer que existen diferentes formas de interpretación histórica, los programas de Historia de México I y II se organizan a partir de una concepción integral donde las categorías de totalidad y proceso son fundamentales en el conocimiento del devenir histórico y de la realidad social, la cual está constituida por múltiples fenómenos relacionados y en permanente cambio, que requieren, por lo mismo, de una interpretación y explicación con este enfoque.
 
Por eso, en esta propuesta educativa, se considera como proceso al conjunto de acontecimientos y cambios de la sociedad que se interrelacionan, se combinan e interactúan en múltiples relaciones, en un tiempo y espacio determinados, donde la categoría de periodización es fundamental para entender las continuidades y rupturas de la historicidad mexicana; por ello se señalan cortes temporales que atienden a las peculiaridades predominantes de un proceso de larga duración: el origen, desarrollo de la sociedad mexicana y del Estado en el contexto del capitalismo, en sus diferentes expresiones a lo largo de la Historia.
 
Cada periodo debe estudiarse en los diferentes ámbitos de la complejidad social: economía, política, educación, religión, arte, etcétera, dentro del espacio y temporalidad en el que suceden, buscando siempre una visión global de la Historia de México, a partir de sus continuidades y rupturas. Así, cada unidad de los programas es un gran tema donde los contenidos se plantean como hipótesis de trabajo, que, respetando la libertad de cátedra, el profesor puede tratar con el enfoque teórico de su preferencia, pero sin descuidar la utilidad y el carácter científico del conocimiento histórico.

 
Propósitos del curso:
 
Al término el curso, el alumno podrá:
  1. Conocer y analizar los principales procesos de la Historia de México, destacando el origen y desarrollo de la sociedad y el estado de nuestro país y su vinculación con el desarrollo del capitalismo, en los diversos ámbitos de complejidad social: economía, política, educación, religión, arte y vida cotidiana, entre otros.
  2. Analizar los hechos históricos, comprendiendo el conjunto de relaciones que se presentan como proceso en cada uno de los periodos de la sociedad y el Estado mexicano y la relación entre el pasado y el presente.
  3. Entender el papel que juega la historia de México -de la sociedad prehispánica hasta nuestros días-, en su formación como estudiante y actor de una realidad histórico-social en constante cambio.
  4. Desarrollar habilidades, procedimientos, destrezas y actitudes que le ayuden a comprender los procesos históricos nacionales, utilizándolas como herramientas conceptuales e instrumentos metodológicos para la adquisición de aprendizajes significativos.
  5. Participar conscientemente en la promoción de valores tales como el respeto a las opiniones del otro, la tolerancia, el dialogo, la diversidad, la constancia y el trabajo en equipo, entre otros.
Plan de Estudios: