Uso correcto del lenguaje

¿Qué hacer para ser correctos en el uso de nuestra lengua?

Es evidente que un hablante no puede dominar todas las palabras y todos los significados de su idioma, pero sí puede ampliar cada vez más su acervo léxico y el conocimiento de usos incorrectos del idioma para no cometer errores.

En la universidad, cuando debemos preparar un texto formal o una exposición oral, lo mejor es “consultar el diccionario”, en el bachillerato esto significa saber cuáles son las herramientas que nos ayudan a resolver nuestras dudas, a lo largo de este material se han mencionado varios recursos de ayuda, merece la pena aquí reunir una lista:

1. El Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia, DRAE. Disponible en (http://www.rae.es).

2. El Diccionario panhispánico de dudas. Disponible en (http://www.academia.org.mx).

3. El Diccionario breve de mexicanismos de la Academia Mexicana de la Lengua. Disponible en (http://www.academia.org.mx).

4. Se recomienda también consultar un diccionario de uso, es decir que no se basa tanto en las normas lingüísticas, sino que considera sobre todo, las formas de uso de la lengua. El Diccionario de uso del español de María Moliner es recomendable. Disponible en http://www.diclib.com/cgi-bin/d1.cgi?base=moliner&page=showpages.

5. También es importante contar con un diccionario de sinónimos, ya que es una buena herramienta para evitar la pobreza de vocabulario. El diccionario en línea de El mundo.es te puede ser de gran utilidad y está disponible en http://www.elmundo.es/diccionarios.

6. Una herramienta recomendable sobre los usos y dudas del español de México es la obra Minucias del lenguaje, de José G. Moreno de Alba. Disponible en (http://www.academia.org.mx).




Con el uso continuo de estas herramientas cuando prepares textos o presentaciones orales, asegurarás un mejor conocimiento de tu idioma y serás cada vez más correcto en las situaciones formales. Por otro lado, en un ambiente informal podrás usar el idioma con mayor libertad y soltura, sin embargo, es muy importante cuidar que la soltura no se convierta en impertinencia.

Alumno: