Comentario
Share/Save

Registro coloquial

También llamado registro informal, designa la manera de hablar que usamos cotidianamente, en situaciones familiares, relajadas, donde los hablantes sienten confianza en su forma de hablar y no se preocupan por apegarse a las normas lingüísticas, lo importante es el intercambio de ideas, emociones o informaciones de las vivencias diarias. El registro coloquial se usa básicamente en las conversaciones orales, incluidas las que tienen lugar entre amigos dentro de la escuela, sin embargo, los estudiantes deben cobrar conciencia de cuándo es posible usar este registro y cuándo es necesario usar un registro apegado a las normas lingüísticas.

Las características del registro coloquial o informal:

• Uso de frases cortas
• Aparecen oraciones incompletas
• Hay repeticiones y redundancias
• El vocabulario es reducido
• Se salta de un asunto a otro
• Hay oraciones que no se dicen porque el lenguaje corporal (gestos, ademanes) las sustituye.
• El discurso en su conjunto es fragmentado, no tiene cohesión. Sin embargo, a pesar de estos rasgos los hablantes se entienden en lo general, porque desde luego, no dejan de aparecer los malos entendidos.

En la lengua escrita también puede aparecer el registro coloquial, pero éste se escribe con plena conciencia de que se están transgrediendo las normas gramaticales, por ejemplo, en las obras literarias muchas veces los escritores reproducen el habla que un personaje utilizaría en la calle, en este caso el registro coloquial usado por el escritor es perfectamente aceptable, aunque tenga errores gramaticales, pues el sentido de la escritura es dar verosimilitud a la obra literaria.

A continuación se presenta la transcripción de una conversación donde puedes apreciar algunos de los rasgos descritos. Da clic en el siguiente botón para revisarlo:


Realiza el ejercicio 2 para aprender más sobre el tema.

Alumno: