Introducción

Introducción

Las actividades económicas permitieron generar riqueza en la Nueva España, mediante la extracción, transformación y distribución de los recursos naturales y fueron: la agricultura, la ganadería, la minería, los obrajes, los talleres artesanales y el comercio. Después de la conquista de los españoles, las actividades económicas fueron cambiando y se transformaron las formas de propiedad de la tierra, la explotación de la fuerza de trabajo, las formas de producción, consumo e intercambio, adoptando las características propias de una economía novohispana.

Formas de trabajoObrajes y TalleresComercioAgriculturaMineríaGanaderíaPropiedad de la tierra
texto

Para 1700 se encontraban conformadas las características económicas de la Nueva España, las principales ciudades estaban fundadas destacando las de México, Puebla, Oaxaca y Guadalajara al lado de otras que iban en constante crecimiento como Durango y los puertos de Veracruz y Acapulco; se habían establecido los principales caminos, el de la ciudad de México a Santa Fe de Nuevo México, de Guatemala a la Ciudad de México, pasando por Chiapas, Tehuantepec, Oaxaca y Puebla y el de Acapulco a la Ciudad de México y de ésta a Veracruz.

La minería, aportaba los mayores beneficios económicos a la Corona, al lado de los centros mineros se crearon presidios, misiones, nuevos centros de población, ranchos ganaderos y agrícolas, además una amplia red de caminos. La expansión de la agricultura y ganadería conformaron importantes ciudades y centros de abasto, que junto con los obrajes llegaron a abastecer a toda la Nueva España, dándose un intenso tráfico de mercancías en importantes mercados regionales.

Con este material identificarás las principales características de la economía novohispana.